Que maravilla…que historia de vida…!!!

Publicado: Miércoles, 10 marzo, 2010 de ernestocarmona en Sin categoría

Merceditas

MERCEDITAS

Chamamé
Letra y música de Ramón Sixto Rios

Qué dulce encanto
Tiene en mis recuerdos
Merceditas
Aromada florecita
Amor mío de una vez

La conocí en el campo
Allá muy lejos, una tarde
Donde crecen los trigales
Provincia de santa fe

Y así nació nuestro querer
Con ilusión, con mucha fe
Pero no sé por qué la flor
Se marchitó y muriendo fue

Y amándola, con loco amor
Así llegué a comprender
Lo que es querer, lo que es sufrir
Porque le di mi corazón.

Como una queja errante
En la campiña va brotando
El eco vago de mi canto
Recordando aquel amor

Pero a pesar del tiempo
transcurrido, es Merceditas,
la leyenda que palpita
en mi nostálgica canción.

Merceditas se llamaba Mercedes Strickler Khalov y había nacido el 21 de diciembre de 1917

en Humboldt provincia de Santa Fe .

Un día llegó al pueblo, Ramón Sixto Ríos como guitarrista de una compañía teatral.

Una noche fue a un baile al Salón Sarmiento y quedó deslumbrado por ésta gringuita

a la que invitó a bailar. De su sangre suiza-alemana, Mercedes muestra grandes ojos

color cielo y una cabellera al viento que se confunde con los trigales.

A los pocos días de conocerla, Ramón visitó la casa de los Strikler, y contó a Mercedes

que tenía 26 años, que había nacido en la ciudad de Federación allá por el año 1913.

Todo comenzó como una profunda amistad que se transformó en amor puro. Y fueron novios.

La madre no estuvo de acuerdo con la profesión de Sixto Ríos, por lo que éste decide trabajar

en un banco, cambio que le debe haber costado mucho a un bohemio como él. . El enamoramiento

fue a primera vista, pero también a primera vista ambos se dieron cuenta de que Ramón como

entrerriano de ley era más río que tierra; mientras que ella, pese a llevar el cielo en los ojos y

el sol en el pelo, era tierra y no tan río.

Regresó para proponerle casamiento a Mercedes. Ella no aceptó la propuesta . Unos meses

después la joven estaba en su casa y escuchó por radio un chamamé muy agradable que le llamó

la atención. Enseguida me di cuenta –recordaba–: la letra tenía frases enteras que Ramón me había

dicho personalmente”. Al parecer, el tema Merceditas era un éxito en la Capital. Más adelante, Ríos

le dedicó: Pastorcita de las flores y Las glicinas y, aunque éstas no tuvieron igual repercusión, causaron

profunda emoción y nostalgia en la bella suiza de Humboldt

Ríos se casó con otra mujer y enviudó. Años más tarde, una revista porteña publicaba una nota donde

una tal Mercedes Strikler, confesaba ser la mujer que había inspirado al compositor Ramón Sixto Ríos en

su famoso tema, Merceditas. Cuando la entrevista llegó a manos de la familia, corrieron a mostrársela a don

Ramón que nada corto, aun habiendo pasado cuarenta años, le escribió reiterándole la invitación de viajar a

Buenos Aires. Sólo entonces ella aceptó, y en el reencuentro por fin Ramón pudo murmurarle al oído las palabras

de amor como si fuese un secreto a dos voces. El chamamé Merceditas formaba parte del paisaje musical argentino,

y por ende del mundo, pero Ramón no había podido ofrecérselo aún de cerquita y al oído, como aquello que era

en realidad: un poema de amor . Y volvió a proponerle casamiento a Merceditas. Ella, de nuevo le dijo que no. Pero

Ramón Sixto Ríos, éste entrerriano de Federación, hasta el día de su muerte , rigurosamente le depositaba ,todos los

meses un dinero en su cuenta bancaria.

Mercedes tenía un tambo , el cual manejaba y en el que trabajaba, pero a veces, solía subirse a su moto, con campera

de cuero y botas, echando al aire su melena rubia. También tarareaba su chamamé cuando desafiaba el viento pero a

caballo, como si aquella historia de amor fuese sólo una leyenda pueblerina.

Un año antes de su muerte en el Festival del Chamamé de Federal, se le hizo el gran homenaje, que ella merecía.

Mercedes Strickler Khalov, murió a los 84 años el 8 de julio del 2001.Terminó sus días, soltera. Falleció en la sala de

Oncología del Hospital Esperanza de Santa Fe.

Esta historia de encuentros y desencuentros a Ramón Sixto Ríos le dejó el sabor amargo de un amor imposible; a Mercedes

la propuesta de un hombre que le quiso entregar su corazón y a nosotros una melodía bellísima. Pasa el tiempo, pero la historia

revive cuando escuchamos….Merceditas…

extraido del blog

adentro.blogspot.com…maravillosa historia para compartir

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s